Mercado de alquiler

Situación del mercado de alquiler en Barcelona

La contratación en el mercado de oficinas de Barcelona durante el primer semestre de 2019 estableció el récord de la historia, situándose en los 251.000m² contratados. Destaca que de los 103.450m² contratados en el segundo trimestre, el 16% ha sido ocupado por operadores de espacios flexibles, mostrando su interés por el mercado de Barcelona. Asimismo, el volumen de oferta futura a corto plazo que está por llegar se sitúa en un nivel que la actual demanda puede fácilmente absorber. La tasa de desocupación en el CBD sigue en mínimos históricos del 1,9%. La escasez de oferta prime combinado con una fuerte demanda impulsa la renta prime hasta 26,75€/m²/mes, un incremento del +6% en lo que va de año.

Situación del mercado de alquiler en Madrid

En el mercado de oficinas de Madrid, se firmaron más de 191.000m² durante el segundo trimestre del ejercicio, situando la contratación del primer semestre en 334.500m² un +42% superior al mismo semestre del año anterior. La disponibilidad del mercado de Madrid se sitúa en un 9%, siendo la desocupación en el CBD en torno al 6%. A cierre del primer semestre, la renta prime sigue creciendo en Madrid y se sitúa en los 35,75€/m²/mes, lo que supone un incremento del +4% en lo que va de año.

Situación del mercado de alquiler en París

En el mercado de oficinas de París, el nivel de contratación del primer semestre ha alcanzado un total de 1.101.000m², situándose en línea con el promedio de los últimos años. El mercado de co-working ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos 3 años, prueba de ello es que, en el primer semestre de 2019, el 50% de las transacciones de más de 5,000m² está protagonizada por operadores de espacios flexibles. Se estima que el stock futuro en los tres próximos años de 2,2 millones de m² que ya se encuentran prealquilados en gran parte será insuficiente para absorber la demanda del mercado. Esta situación se acentúa en la zona CBD dónde la tasa de desocupación se sitúa en 1,6%, nivel históricamente bajo y continúa ejerciendo presión sobre las rentas prime, las cuales siguen incrementando y se sitúan en niveles máximos de 830€/m²/año (69€/m²/mes).